Páginas vistas en total

domingo, 2 de abril de 2017

5 cosas que quiero que los maestros sepan sobre mi hijo



5 cosas que quiero que los maestros conozcan de mi hijo (que recibe educación especial inclusiva)

Michele Gianetti 







Mi hija Elizabeth tiene un IEP y recibe servicios de educación especial. Pero siempre ha pasado la mayor parte de su día en salones de educación general junto con estudiantes con y sin dificultades de aprendizaje y de atención. Usted podría llamarla una chica inclusiva.
Cuando Elizabeth era pequeña descubrimos que tenía dispraxia y dificultades del procesamiento sensorial. La dispraxia afecta sus habilidades motoras y su habilidad para planear y hacer tareas. Las dificultades de procesamiento sensorial afectan la manera como responde a la estimulación sensorial, como el tacto y el sonido. Ambas condiciones afectan todos los días de su vida.
He estado pensando en los maestros que le enseñaron en salones de educación general. Muchos fueron increíbles y maravillosos. Unos pocos no lo fueron.
Pero intento enfocarme en los maestros que fueron los mejores, lo que hicieron por ella, las actitudes que tuvieron y cómo influyeron en la vida de Elizabeth. Con esto en mente, hay 5 cosas que deseo que los maestros conozcan acerca de ella.
1. Ella sabe cuando es valorada
Los maestros que tuvieron el impacto más positivo en Elizabeth fueron los que le dieron la bienvenida a sus salones de clase. Ellos reconocieron que Elizabeth quería estar ahí. La vieron como una niña que podía contribuir a la clase.
Un punto importante que le preguntaría a los maestros de educación general es: “¿Usted considera a un estudiante inclusivo como alguien valioso para la clase o como una obligación?”. Porque los chicos son inteligentes y pueden reconocer la actitud que tiene un maestro hacia ellos, ya sea buena o mala.
2. Ella necesita que usted lea su IEP
El IEP de Elizabeth es muy importante para mí. Al igual que otros padres, he pasado innumerables horas leyendo y releyendo, escribiendo y reescribiendo la narrativa y los objetivos para el IEP. Me reúno a menudo con el equipo del IEP para discutir su progreso hacia el logro de esas metas.
El punto es que el IEP es una herramienta maravillosa que defiende a mi hija. Es un mapa que indica cómo incluir a Elizabeth en la clase y que facilita las cosas para todos. Pero tiene que leerlo para que sea de alguna utilidad.
3. Mi hija es más que su IEP
Aunque el IEP es importante, Elizabeth es más que un trozo de papel. Es un ser humano con intereses y pasatiempos. Es una persona compleja y maravillosa. Verla solo como una estudiante de educación especial o de inclusión es obviar sus talentos.
Por ejemplo, no muchas personas saben que a Elizabeth le encanta cocinar conmigo. O que ir de compras y comprar un helado es su salida favorita. O que detesta compartir la televisión con su hermano pequeño que adora los videojuegos.
Si se toma el tiempo de preguntarle acerca de ella, le garantizo que se sorprenderá y deleitará con las respuestas.
4. Ella no eligió tener esas dificultades
Elizabeth no escogió sus dificultades de aprendizaje, nació con ellas. Cuando usted la observa en su clase y le parece diferente que sus compañeros, recuerde que esto es lo que ella es. Cuando habla muy alto o no entiende una pauta social, ella no lo está haciendo a propósito.
Así que por favor, no deje que lo que parece mala conducta impida que crea en ella. Cuando ella desee participar, asígnele una compañera para que la ayude a involucrarse más en la clase, déle una oportunidad.
5. Ella se beneficia cuando nos comunicamos
Finalmente, hable con los padres, con los especialistas que trabajan con ella, con los paraprofesionales en el salón de clases y con mi hija. Infórmenos cómo le va en clase. Háganos saber cómo podemos ayudar. Y díganos si hay un problema antes de que se haga más grande.
Tenemos que saber las cosas buenas y las malas. Díganos si hubo un avance o si hay un obstáculo nuevo. Y si tuvo una crisis sensorial, le aseguro que podemos ayudarla a saber por qué sucedió. Le diré todo lo que quiera saber.
Estas son cosas que deseo que todos los maestros de educación general sepan. Pero puedo decir esto porque mi hija ha tenido maestros excelentes que han hecho posible que ocurran estas cosas.
Como todos los padres, deseo que mi hija tenga éxito y la misma oportunidad que los otros chicos. Así que para esos maestros que sonríen, motivan y creen en nuestros hijos, por favor sepan que la diferencia que hacen es incalculable. Gracias.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.
FUENTE:https://www.understood.org/es-mx



Acerca de este bloguero

Foto de Michele Gianetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario